Ferias sectoriales, una potente herramienta de comunicación

Las ferias son una de las herramientas de relaciones públicas con mayor capacidad para conseguir notoriedad, establecer relaciones con los diferentes públicos de una organización e identificar las tendencias del mercado.

ferias alfilpackEste año tendrá lugar uno de los eventos del packaging con mayor repercusión a nivel internacional celebrados en nuestro país, Hispack.

Este tipo de acontecimientos, las ferias, se convierten en una de las herramientas de relaciones públicas con mayor capacidad para conseguir notoriedad, establecer relaciones con los diferentes públicos de una organización e identificar las tendencias del mercado.

La valía principal del uso de esta técnica reside en la capacidad de construcción de canales de comunicación bidireccionales con profesionales, proveedores, clientes y competidores. De esta forma, se pueden definir estrategias a largo término que reportarán beneficios para la compañía.

Esta fórmula funcionará como catalizador para consolidar la imagen de la organización, que al formar parte de un evento de actualidad tendrá mayor facilidad para adquirir atención mediática, lo que repercutirá en mayor conocimiento de marca y una percepción positiva de la misma.

Consideraciones en la elección de la feria

Cuando decidimos participar en feria debemos tener en cuenta una serie de pautas que repercutirán en el éxito de la acción:

– Tipo de feria: Existe un gran abanico de posibilidades en cuanto a tipos de feria: regionales, internacionales, comerciales, industriales, dirigidas a distribuidores, etc. En el sector del embalaje, por ejemplo, algunas de las ferias más reconocidas con repercusión internacional son las siguientes:

– Hispack: Es el certamen del envase y embalaje que tiene lugar cada tres años en la Fira de Barcelona. Este evento genera un gran interés en el ámbito del packaging, llegando a recibir más de 5.000 visitantes internacionales. Para este año, además, se estima que hasta una tercera parte de los expositores sean extranjeros; lo que demuestra la confianza del sector en la cita de Barcelona.

– Empack: Tiene lugar en Madrid de forma anual. El año pasado llegó a recibir un total de 11.000 visitante. Además, en el mismo recinto ferial y de forma simultánea se celebran Logistics y Packaging Innovations. Las tres citas, son organizadas por la misma institución, que busca abordar la realidad y el futuro del packaging desde una perspectiva global y completa.

El año pasado, nuestra compañía, Alfilpack, pudo participar en este evento haciendo un balance muy positivo de los resultados.

– Objetivos: Es necesario establecer unos objetivos que orienten nuestra participación en el evento. En nuestro caso, consideramos que este tipo de plataformas son de gran utilidad a la hora de conocer cuáles serán las tendencias del mercado del packaging y cómo poder avanzar en sinergia con las mismas proporcionando soluciones efectivas para nuestros clientes.

Es muy valioso, además, poder aportar nuestra visión al sector sobre la aplicabilidad de las novedades tecnológicas en el ámbito del embalaje.

– Público objetivo: Debemos definir quiénes son nuestros públicos y determinar qué tipo de relación estableceremos con cada uno de ellos para conseguir una comunicación eficiente.

Desde nuestra perspectiva, como hemos comentado anteriormente, la principal valía de estos certámenes reside en la capacidad de poder establecer una relación cercana con los mismos, conociendo de primera mano su problemática y pudiendo desarrollar soluciones ad hoc.

Y es que, en Alfilpack partimos de una filosofía de trabajo 3 6 0. Nos relacionamos con otras empresas -mulem, gesprolog y milestone- con tal de ofrecer a nuestros clientes una gestión logística integral, encargándonos de realizar servicios de consultoría, transporte internacional, soluciones de embalaje y operaciones de almacén. Trasladar esta perspectiva de funcionamiento cobra gran valor en un escenario donde se están fraguando las vías que determinarán el camino del embalaje.

– Comunicación: Cuando llevamos a cabo cualquiera de estas acciones es necesario invertir parte del presupuesto asignado a la acción de comunicación. Debemos poder transmitir. Cuanto mayor sea la notoriedad del evento, mayor facilidad será conseguir notoriedad de la comunicación del mismo.

Además, designaremos meticulosamente al personal en feria con tal de conseguir que la imagen de la empresa sea la óptima y que la persona escogida tenga la capacidad de gestionar los retos del entorno. 

– Timing: Es necesario establecer un cronograma, organizando cuándo se llevarán a cabo el conjunto de acciones ligadas a la participación en el evento.

– Presupuesto: Acotar los recursos económicos que designaremos a la contratación del espacio y al resto de acciones ligadas. Esta parte implicará que nos tendremos que adaptar, delimitando la magnitud de las acciones que realicemos.

Conclusiones

Las ferias suponen potentes herramientas de comunicación que conectan a las empresas con todos sus públicos. En este entorno la búsqueda de innovación y colaboración, permiten el crecimiento y redireccionamiento del sector, ayudando a su mejora continua. 

Estos certámenes, por lo tanto, repercuten en un acercamiento a la realidad y se convierten en una cita obligada para todas aquellas organizaciones que apuesten por una comunicación transparente y por la innovación.

2018-02-22T11:59:06+00:00 Categoría: Blog|Tags: |